Atención y Apoyo a Familiares

Las personas que tienen a su cuidado un familiar diagnosticado de Enfermedad de Alzheimer u otra demencia, presentan grandes necesidades de atención psicosocial y preparación o formación para afrontar una larga y difícil evolución de la enfermedad en la que el enfermo se vuelve cada vez más dependiente de su familia y cuidador principal, requiriendo muchos apoyos y recursos asistenciales y de respiro familiar para evitar el síndrome del cuidador quemado o “Burn out”, claudicaciones en los cuidados, internamientos en ocasiones innecesarios y sobre todo para garantizar una mejora en la calidad de vida del enfermo y de sus familias cuidadoras.

 

La finalidad  fue ofrecer a toda la población afectada directa e indirectamente,  por la enfermedad de Alzheimer u otras demencias, información, pautas y apoyo que contribuyesen al bienestar de los cuidadores previniendo la aparición de síntomas tanto a nivel físico como psicológico, ya que estas personas viven una situación de riesgo debido a las demandas que la enfermedad les exige  día a día.

“Cuidar” al cuidador,  siempre repercute positivamente en el enfermo.